¿Qué edad es buena para empezar a practicar un deporte?

Una de las preguntas más recurrentes de los padres es la de aprender a identificar la edad recomendada para practicar deporte en la infancia. Se trata de un hecho relevante en la medida en que si se toman malas decisiones y se inicia el deporte en un momento inadecuado de la vida, las consecuencias pueden ser graves.

Más allá de lo mencionado hasta ahora, es muy importante destacar que la actividad física es fundamental durante todas las etapas de la vida de las personas y que, en este sentido, la rigidez no es la excepción, sino que hay que aprender a tomar las medidas respectivas para obtener buenos resultados.

Edad en la que se recomienda el deporte en la infancia

Es importante destacar que es a través de la actividad física que el niño podrá desarrollar su motricidad, flexibilidad, coordinación, fuerza, resistencia muscular y resistencia cardiorrespiratoria. Por lo tanto, si no se trabaja en este tipo de cuestiones, las consecuencias al llegar a la edad adulta pueden ser graves.

Sin embargo, según las investigaciones y las observaciones de los especialistas, durante la etapa de desarrollo del niño, se pueden hacer las siguientes afirmaciones con respecto a la edad recomendada para hacer deporte:

Los dos primeros años de vida – Es necesario favorecer un juego libre, así como el movimiento. Lo más importante en este momento de su vida es que se vigile el entorno para evitar caídas o posibles accidentes.

Preescolar – Es una etapa en la que el niño sabe acomodarse y no deja de progresar en sus diferentes habilidades motrices. Es una etapa en la que los niños serán capaces de saltar, lanzar, coger la pelota, montar en triciclo, etc. Aquí prevalece el juego.

4 a 7 años – Se desarrolla la actividad motriz, como la habilidad, la coordinación, el equilibrio y la velocidad. También se realizan actividades como caminar sobre un pie, jugar a la pelota, montar en bicicleta, etc.

8 a 9 años – Pueden hacer mini deportes como correr, saltar, etc.

De 10 a 12 años – Se desarrollan habilidades motrices específicas como la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y la potencia y se potencia el dominio del cuerpo, así como una determinada técnica sobre el mismo.

13 a 15 años – Es una etapa crucial en la vida de una persona, ya que es el desarrollo de la pubertad. Es un momento relevante, ya que es una situación en la que hay una gran actividad física como consecuencia de la madurez motriz, pero también puede ocurrir que haya un abandono de la actividad deportiva (es necesario prestar atención a esto).